Tuesday, December 23, 2014

Zumba gratis... dónde firmo

Amig@s,

Como les conté en el post anterior estoy caminando con mi Gabo en el Parque Lineal y nos dimos cuenta que se reúne una clase de Zumba.  Se veía de lo más chevere, pero de lejitos.  Seguimos caminando y los vimos de nuevo.

Resulta que se reunen dos veces a la semana.  Genial.  Si te gusta el Zumba.  A mí no es que no me guste.  Es que es desconocido para mí.  Y pensarás con los años que la gente lleva haciendo Zumba y yo que pensé que lo inventó Mr. Peabody.  Me daba miedo, más bien terror.

Y si hago el ridículo, y si me caigo.  Hay que saber bailar para hacer Zumba.  Todas esas personas llevan mucho tiempo haciendolo.  Ya están coreografiadas.  No conozco la rutina.  Se ve intenso.  En fin, un sinnúmero de dudas y preguntas me asaltaron y llevo años posponiendo la idea de tomar una clase de Zumba.

Pues resulta que acá son gratis y Mr. Peabody no tuvo nada que ver en el proceso.  Y como de repente me creo SuperMom y estoy levantandome poco a poco de las cenizas que quedaron como el ave fénix, decidí que he vivido muchos años poniendo excusas en mi camino para no hacer tal o cual cosa.  Ya es hora de que el miedo no me siga paralizando, y empezar a caminar.

Las dudas volvieron a mi a medida caminaba desde La Cambija hasta el gazebo donde es la clase.  Las fui contestando todas.  Me rio de mi misma, me levanto si me caigo, saco el polvo a los pasos de baile que alguna vez aprendi, me aprendo la rutina, voy a mi paso, etc. etc.

Cuando llegue al gazebo ya la clase había comenzado.  Como no conozco la dinámica estuve a punto de irme, pero estaba llegando una señora y le pregunté.  Me dijo bien fácil "te integras y ya".

Y así fue.  Me integer y ya.  Mi primera clase de Zumba.  No me cai, probablemente hice el ridículo pero de seguro no fui la unica.  No se la rutina y me perdi varias veces, pero observé y rápido caí en tiempo.  Descubrí que estoy totalmente fuera de forma, salí que no valía ni un chavo prieto.  El dolor y la quemazón en los músculos:  intenso.  No pain no gain, right. 

El nivel de energía: spectacular.  Cuando sentí que ya no podia más bajé un poco la intensidad pero no me quite.  Terminé sudá y apestosa, como nunca, con dolor hasta en el pelo, pero con ganas de más.  Quizas es la emoción de algo nuevo, el tiempo dirá.  Por el momento estoy loca por la próxima clase.  Lo major de todo... es gratis.

Bendiciones.